BUSCADOR

“En nuestro camino de crecimiento sustentable es fundamental contar con un colaborador estratégico como IRAM”

En el marco del Día Mundial de la Eficiencia Energética, entrevistamos a Franco M. Almada, responsable de Administración Técnica, Normalización y Certificación de Alladio e Hijos S.A. quien destacó que las normas IRAM relacionadas permiten mejorar la competitividad de la industria y que nuestro sello es sinónimo de confianza.

05/03/2020

Alladio es pionera en ofrecer productos que cuiden el ambiente y la eficiencia energética. ¿Cuál fue el disparador que los impulsó a realizar este recorrido? ¿Cómo lo trasladan internamente a la propia organización?  

Nuestra empresa tiene un camino recorrido de más de 70 años. Muchos dirían que es toda una vida, pero sería más preciso decir que es la suma de la vida de todas aquellas personas que desde sus posibilidades contribuyeron a que aquella actividad que realizaban nuestras madres y abuelas, tan simple y tan habitual como lavar la ropa, fuera lo menos tediosa posible y, al final de cuentas, brinde bienestar a nuestros seres queridos. Nuestro enfoque en la eficiencia energética está básicamente plantado en principios similares; en la búsqueda de soluciones viables para que todas las personas tengamos una mejor calidad de vida, viviendo en armonía con el ambiente, cuidando de él y de nosotros mismos. Desde sus inicios, la empresa José M. Alladio e hijos S.A. se encuentra ubicada en una pequeña localidad del interior del país. Sin embargo, esa característica no nos alejó de los avances tecnológicos; desde hace décadas, invertimos en el desarrollo del conocimiento, en la investigación de formas eficientes de fabricación y tecnologías aplicadas, en el crecimiento profesional de nuestros colaboradores internos y externos, elevando los valores éticos y el compromiso para con el cliente. Todos nuestros productos son concebidos mediante técnicas de diseño que no solo contemplan al producto en sí, sino también a la forma en la que se fabrican, gestionan y distribuyen, a las personas y al ambiente, llevando los estándares a los más altos conocidos y teniendo siempre presente la importancia de fortalecer a la industria nacional.

El mercado exige productos cada vez más eficientes, a la hora de fabricarlos ¿Cuáles son las herramientas que les ofrecen las normas IRAM de eficiencia energética?

Una norma técnica es en sí misma una gran fuente de información, un documento en donde se han volcado los estudios y experiencias de grupos multidisciplinarios con puntos de vista muchas veces disímiles. En este sentido, es muy favorable para los diseñadores, desarrolladores y fabricantes, contar con un instituto que no solo ordena los datos, creando una senda definida hacia las mejores prácticas, sino que además propicia y fomenta el análisis periódico buscando la mejora continua, capacitando a las personas y mejorando la competitividad de la industria haciendo un uso racional e inteligente de los recursos. Nosotros tenemos el orgullo de ver el fruto de años de trabajo en conjunto al ser proveedores del lavarropas más eficiente del mercado argentino, sin dejar de citar la presencia mayoritaria en la oferta nacional y las relaciones comerciales internacionales.   

¿Por qué eligen a IRAM para certificar la eficiencia energética de sus productos? ¿Qué valor agregado creen que tiene nuestro sello?

Nuestro vínculo con IRAM comenzó en 1983 y desde entonces hemos logrado fortalecerlo mutuamente, participando en foros de debate tanto en el ámbito nacional como internacional, con el principal objetivo de contribuir al desarrollo de normas técnicas que fomenten la seguridad y el bienestar de la sociedad. Hoy en día el sello IRAM es sinónimo de confianza, ya que detrás de él está el respaldo de décadas de desarrollo técnico. En Alladio buscamos ser la elección preferida del mercado por la excelencia de nuestros productos y servicios y en ese camino de crecimiento sustentable es fundamental contar con un colaborador estratégico como IRAM.

Conocé cómo fue evolucionando el primer lavarropas en Argentina de uso familiar desde 1949 hasta la actualidad.