BUSCADOR

Ricardo Méndez: “Tenemos la tranquilidad de estar trabajando con estándares altos para generar un entorno seguro”

La Universidad Argentina de la Empresa (UADE) obtuvo el Sello IRAM de Protocolo COVID-19 Verificado. Entrevistamos al Arq. Ricardo Méndez, director de la Universidad, para conocer más acerca de los beneficios que les brinda nuestra certificación.

25/11/2020

La Universidad Argentina de la Empresa (UADE) se especializa en la formación de jóvenes a través de carreras innovadoras y de una moderna gestión educativa con programas en múltiples disciplinas. Recientemente, sus autoridades decidieron dar un paso más en el cuidado de la salud y el bienestar de toda su comunidad al certificar el Sello IRAM de Protocolo COVID-19 Verificado. Entrevistamos al Arq. Ricardo Méndez, director de la Universidad, para conocer más acerca del proceso de implementación de la EDP IRAM 3820, así como de los beneficios que les brinda nuestra certificación.

 

Junto a un grupo de expertos, reunimos el conocimiento de documentos oficiales nacionales y extranjeros y elaboramos la EDP IRAM 3820 para que las empresas y organizaciones pudieran generar un Protocolo COVID-19. ¿En qué medida esta implementación los ayudó a cuidar la salud de los estudiantes, docentes y colaboradores?

Básicamente en dos aspectos fundamentales. Primero nos permitió establecer objetivos, planificar acciones, organizar las tareas, definir responsables y, sobre todo, desarrollar un sistema de control y verificación de todas aquellas acciones necesarias para garantizar las actividades en la universidad dentro de un entorno seguro para estudiantes, docentes y colaboradores. En segundo lugar, la mirada externa, objetiva y profesional nos dio oportunidades de mejora de consolidar los aciertos, de modificar y corregir los errores realizados. Estos dos aspectos fueron fundamentales a la hora de realizar nuestro Protocolo.

 

La pandemia impactó fuertemente en el ámbito educativo y adaptarse al contexto fue un eslabón fundamental. ¿Con qué problemáticas se encontraron al aplicar el protocolo? ¿Qué acciones llevaron a cabo para enfrentarlas?

Encontramos un desafío importante en lo operativo y en lo actitudinal. En relación con lo operativo, reconvertir la operación diaria de la Universidad a un nuevo esquema implicó un gran esfuerzo y trabajo que abarcó desde rediseñar los puestos de trabajo y cuestiones puntuales como la instalación de pantallas de protección-acrílicos, la señalización y la definición de aforos hasta planificar la circulación y movimiento de alumnos, docentes y colaboradores. En cuanto a lo actitudinal, hicimos una importante campaña de concientización, capacitación y difusión (web, redes sociales, canal interno UADE). Hicimos hincapié en la toma de conciencia y de compromiso con las medidas y recomendaciones expresadas en el Protocolo.

Nuestro objetivo es convencer, persuadir y lograr básicamente compromiso de todos aquellos que formamos parte de este equipo y somos responsables de cumplir y hacer cumplir el Protocolo.

Es importante destacar que previamente, UADE, durante el aislamiento social, ya tuvo que adaptarse rápidamente a las nuevas demandas del contexto y cumplió con el calendario académico: sus 37.544 alumnos continuaron con las clases de manera remota y sin interrupciones, alcanzando el mismo nivel que con una cursada presencial. Gracias a los 1.600 docentes que posee en su staff pudo dictar más de 5.900 cursos remotos. 

 

Recientemente dieron un paso más y se convirtieron en la primera universidad en alcanzar la certificación del Sello IRAM de Protocolo COVID-19 Verificado sobre la base de esa EDP. ¿Cómo fue el proceso de certificación del protocolo en el campus Buenos Aires y en la sede Recoleta?

Valoramos y disfrutamos mucho del proceso, fue muy rico en conceptos, contenidos y aprendizajes. Nos enseñó esencialmente que hay diferentes maneras de hacer las cosas, nos aportó una visión de gestión y verificación fundamental en la aplicación de los procesos.

Aprendimos a realizar diagnósticos y verificaciones que nos permiten identificar y evaluar los riesgos tanto desde un marco teórico como desde su aplicación concreta; a partir de eso desarrollamos todas las medidas de control, prevención y mitigación para implementar medidas efectivas y seguras para toda la comunidad UADE.

 

¿Consideran que estar certificados es una herramienta estratégica a la hora de construir confianza con sus alumnos?

UADE a nivel académico busca acreditaciones externas de carreras tanto nacionales como internacionales. En esta oportunidad, apelamos al mismo concepto y buscamos la certificación de IRAM de nuestro Protocolo. Tener la posibilidad de que profesionales altamente formados en temas de gestión de calidad analicen nuestros protocolos y procedimientos, sobre todo en un tema tan delicado como es el COVID-19, brinda la tranquilidad de saber que estamos trabajando con estándares altos para generar un entorno seguro y transmitir confianza a toda la comunidad UADE.

 

Para finalizar, ¿Por qué nos eligieron para llevar adelante este proceso?

A la Universidad le pareció muy apropiada la propuesta y el proceso de certificación. IRAM representa para nosotros profesionalidad, credibilidad, reconocimiento y compromiso.

Estamos muy satisfechos de haber trabajado juntos.